Envíos desde $100.00 Envíos gratis en compras de $1,500 o más en México. Por covid los tiempos de entrega pueden variar. Envíos desde $100.00 Envíos gratis en compras de $1,500 o más a todo México. Por covid los tiempos de entrega pueden variar.

Blog

Manualidades en casa

Manualidades en casa

 

Las manualidades van más allá de una simple actividad para entretener a nuestros chiquitos y chiquitas. Recordemos que el juego es el lenguaje de los niños y por medio de las manualidades ellos externan su mundo interno y logran expresar sus emociones.  Rudolf Steiner, el creador de la pedagogía Waldorf, decía que el pensamiento equilibrado y el “buen juicio” de un adulto dependerá mucho más de si a un niño se le ha enseñado a usar sus manos y sus dedos de forma correcta y práctica, que más tarde, el ejercicio del pensamiento lógico.

Y es que se establece una conexión entre la movilidad de los dedos y los pensamientos flexibles y la generación de ideas. Como si las puntadas que entrenan los niños con el movimiento de sus extremidades y sus dedos, reaparecieran más tarde como fuerzas sanas para pensar.

 

Distintas labores como coser o tejer tienen un gran valor pedagógico desde la etapa  de educación infantil. Educaciones como la Waldorf y Montessori, estilos pedagógicos que pretenden educar al ser humano desde una forma global (cabeza, corazón y manos), tienen muy presente que los trabajamos manuales y artesanías forman una parte importante en su desarrollo.

 

¿Cuáles son los beneficios de hacer manualidades?

La practica tanto de manualidades como de labores no tiene la única intención de ofrecer solo un pasatiempo agradable; como se mencionaba anteriormente ; sino que hay diversas razones por las que muchas corrientes pedagógicas las implementan y utilizan como método de desarrollo y aprendizaje. Algunas son:

  1. - Refuerzan el desarrollo de habilidades importantes: Cuando un niño cose; coordina ambas manos, e introduce la aguja sosteniéndola con precisión, va entendiendo que la aguja desaparece detrás de la tela, está ahí y debe hacerla regresar a un punto cercano, para terminar la puntada. Parece algo fácil, pero el proceso mental que exige es muy complejo. Por medio de las manualidades se desarrollan importantes habilidades como es la motricidad fina la cual prepara a los niños y niñas a la lectoescritura de forma natural, la coordinación de movimientos, la permanencia del objeto, la orientación espacial, funcionamiento simultáneo de ambos hemisferios y la lateralidad.  

2.- Desarrollan la imaginación y el pensamiento ágil: Cualquier tarea de artesanía despierta los poderes creativos del ser humano, estás mismas ayudan al niño a desarrollar una imaginación sana. Además las actividades manuales, cuando se practican según el punto de vista artístico o artesanal, tienen también la función de prepararnos para situaciones que se puedan presentar más tarde en la vida.

3.- Generan un vínculo:  Las manualidades con nuestros hijos e hijas favorece la relación, promoviendo y mejorando la comunicación y reforzando el vinculo. Ya que por medio de estas les podemos acompañar, ofreciendo nuestra presencia y disponibilidad que es la nutrición emocional que los niños y niñas necesitan de sus padres.

4.- Favorecen la atención plena: Hacer actividades manuales desarrollan como el concepto del Aquí y el ahora, estimulando la conciencia plena; mindfulness; en los niños. Con todos los beneficios que este puede proporcionar al bienestar de los chiquitos.

5.- Materializar ideas abstractas en lo concreto: Por medio del trabajo manual los niños y niñas sitúan todas sus ideas en un plano físico, ayudando a conocer su mundo interno y de esta misma manera saber cómo funcionan sus sentidos.

Las manualidades no tienen que ser las más complicadas o llenas de materiales, pueden ser desde labores como cocer, lavar, ordenar, hacer un florero o lavar paltos. Todo esto con material adaptado a su tamaño y con la única finalidad de aprender y fomentar su desarrollo. Ayudemos a los niños con nuestra imaginación a estimular la de ellos.

Ser padre es cuidar, proveer y educar pero también brindar todas las herramientas necesarias para estimular su desarrollo, ayudando a potencializar todas y cada una de sus capacidades.

Por Andrea Anaya Alós Psicóloga