Envíos gratis en compras de $2,000 o más a todo México. Los tiempos de envío pueden variar debido al COVID. Envíos gratis en compras de $2,000 o más a todo México. Los tiempos de envío pueden variar debido al COVID.

Blog

Fantasía e imaginación del niño

Fantasía e imaginación del niño

Carl Jung denominó la fantasia como “La madre de todas las posibilidades”. Para Él la imaginación y la fantasía son un puente natural entre los procesos conscientes e inconscientes, entre el mundo interior y exterior.

El pensamiento mágico es inato en los niños desde pequeños y por medio del mismo los niños se pueden enfrentar al mundo con más fuerza interna.

Durante la infancia, los niños expresan libremente su imaginación y fantasías, creando un entorno lleno de magia al que solo él tiene acceso por lo tanto lo controla al 100%.

De este modo, el niño puede trasladarse a cualquier lugar o situación, transformarse en cualquier persona o cosa e inventar personajes que convierte en amigos y compañeros de juegos.

Inventar un mundo fantástico no implica necesariamente la necesidad de evadirse de la realidad, ni está vinculado con una infancia emocionalmente difícil, es una forma de poder ensayar y llevar a la práctica sensaciones y proyectos, sin correr riesgos, ni sufrir consecuencias.

La fantasía; al ser un mundo de experiencia subjetiva creado por el propio niño; es una poderosa herramienta terapéutica. A través de ella exterioriza sus propios problemas e inquietudes, apareciendo la imaginación como una reflexión de la vida emocional. Los niños usan su imaginación para conseguir entender, interpretar y recrear el mundo que los rodea. Por medio de la imaginación logran entender ciertas reglas, límites y ser empáticos. La fantasía e imaginación son un gran espejo de la realidad en la que vive el niño.

La imaginación es la base de la creatividad y al igual que todas las capacidades del ser humano, debe ejercitarse para conseguir un óptimo desarrollo. Por lo tanto, a no ser que persistan a lo largo de su desarrollo evolutivo o le impidan ser consciente de la realidad en, en ningún caso deben preocupar las fantasías los niños.

Preservar la imaginación y la fantasía de los niños es una tarea importante que tanto los padres como los educadores deben de fomentar. Por medio del juego, el cual es una forma de expresión simbólica y el lenguaje primario de los niños, se accede a las fantasias inconscientes, es por eso que al jugar el niño externa su imaginación y conflictos psíquicos.

El simbolismo y la capacidad de simbolizar, no son sólo los cimientos de cualquier fantasía, también estimula su desarrollo. Al permitir que el niño tenga espacio diario para jugar, también lo alentamos a desarrollar su capacidad de expresarse y pensar. Al mismo tiempo, fomentar la creatividad permite expresar el deseo

La imaginación va evolucionando según etapas:

Niños de 1 a 3 años

En esta etapa la imaginación está sujeta en gran parte a la imitación, lo que causa que sus primeras ocurrencias sean una imitación de lo que pasa a su alrededor. Si un perro ladra, él querrá hacerlo también, por medio de la imitación ira aprendiendo y desarrollando su imaginación.

 Niños de preescolar

A esta edad se empiezan a desarrollar los juegos de roll, los niños comienzan a jugar a la casita, a cuidar muñecos, imitar a los padres y a los demás adultos.

 Niños de primaria

Termina de desarrollarse el juego en grupo, estimulando el desarrollo social y creando un juego común el cual cumple con las expectativas de la imaginación de varios. La imaginación en los niños de primaria no necesita imitar porque el niño podrá suponer y crear con más audacia, siendo esta etapa de la imaginación una de las más abstractas.

La imaginación está muy relacionada con la creatividad, la capacidad de crear algo nuevo, diferente y de encontrar solución a los problemas. Ayudemos a nuestros niños a guiar y potenciar su imaginación al máximo.
 

Por Andrea Anaya Alós Psicóloga